La Batalla de Cacabelos

Fiesta de recreación histórica

Historia

El 3 de Enero de 1809, batiéndose en retirada el ejército inglés, perseguido y acosado por las tropas francesas, tiene lugar en el Puente sobre el río Cúa de Cacabelos una Batalla de enorme importancia para las tropas contendientes. Ni mucho menos en la recreación de La Batalla de Cacabelos pretendemos hacer apología de nada: el nuestro es un mensaje de reconciliación entre los Pueblos sucesores de aquellas tropas. En ella participaron unos 6.000 combatientes y perecieron en igual medida 200 soldados por cada bando; lo paradójico es que no hubo una victoria clara para ninguno.

Con ello no perseguimos únicamente la difusión turística de nuestra villa, que en sí tiene un enorme potencial, sino la rememoración de un episodio que marcó la vida de un Pueblo. Es una suerte poder recuperar su Memoria de una forma no sólo incruenta, sino además festiva. El pasado es insustituible, no renovable, pero sobre todo es uno de los soportes esenciales de nuestro presente, y nosotros queremos que siga vivo. Ya en los días 29, 30 de septiembre y 1 de octubre de 2000 realizamos la “I Recreación Histórica de La Batalla de Cacabelos”.

El resultado que obtuvimos superó todas nuestras expectativas, tanto de asistencia de Asociaciones Napoleónicas como de público, a pesar de haberse realizado como una tentativa para ver el posible interés que pudiese suscitar entre nuestros vecinos. Tras haber pasado unos meses y analizar en frío dichos resultados podemos asegurar que ahora mismo estamos totalmente convencidos de potenciar y establecer un ciclo regular para instaurar dicha Recreación dentro de un calendario europeo.

Como hecho a destacar queremos añadir que en Cacabelos, durante las fechas de la Recreación y aprovechando la estancia en nuestra villa de las más destacadas Asociaciones Napoleónicas tanto españolas como europeas se creó la Asociación Napoleónica Española, en la que varios miembros de la Agrupación de Tiradores del Bierzo forman parte de la junta directiva de dicha Asociación.

En el programa de actividades para los dos días durante los que se va a desarrollar la Recreación histórica de La Batalla de Cacabelos, invitaremos a personalidades de enorme importancia que harán que la imagen de Cacabelos, El Bierzo y de Castilla y León tenga una prolongación nacional y europea; y no sólo en lo que se refiere a las personalidades, sino también en cuanto a los invitados participantes, Asociaciones Napoleónicas de toda Europa a las que hemos cursado invitaciones para su asistencia (Gran Bretaña, Rusia, Francia, España...).

El futuro de esta fiesta es increíble, pero no será nada si no se la tutela desde su nacimiento, por el bien de todos.

Sinopsis de los hechos alrededor de los que se articula La Batalla de Cacabelos

Prolegómenos de la batalla.

A.- Arenga del General Moore en el Campo de San Bartolo.

El General inglés Moore entra en Cacabelos, forma a sus tropas, y las arenga ante el vandalismo y la corrupción que les había precedido en la retirada: “El enemigo (los franceses) ha tomado ya Bembibre y logró un extraño botín: cientos de ingleses borrachos y cobardes, pues nadie sino los cobardes se emborracharía ante las mismas narices del enemigo; y antes de sobrevivir a tan infame conducta, espero que la primera bala de cañón disparada por el enemigo me pegue en la cabeza”.

B.- El General inglés Paget juzga a los culpables revoltosos

Los soldados ingleses son atados a unos triángulos donde se les propinan latigazos ejemplificadores ante tan infame conducta; cada 25 latigazos el médico comprueba si se puede continuar sin causar daño irreparable para su salud (los golpes son marcados por los tambores).

Concluida la flagelación se siguen causas contra convictos de delitos graves de saqueo. Tras un juicio breve se prepara su ahorcamiento. En vista de que la resolución del General Paget es firme, y ante la palabra de honor dada por los soldados de propósito de enmienda, se desatan y bajan a los soldados del árbol.

En ese mismo momento se avisa por la caballería inglesa de retaguardia que se acercan las tropas francesas.

C.- Comienza la retirada de las tropas inglesas buscando el Puente.

El ejército inglés desciende por la calle Cimadevilla y baja por toda la calle de Santa María (Camino de Santiago), cruza el río, y se parapeta en la margen derecha en orden de Batalla. Sólo una pequeña Compañía se queda del lado de Cacabelos.

El primer combate.

El joven General francés Colbert y el Mariscal Soult al mando de las tropas francesas se aproximan a Cacabelos.

El ataque comienza hacia las tres de la tarde; las primeras víctimas son los ingleses que se habían quedado rezagados en el repliegue hacia el puente que se iban retirando en desbandada.

Aprovechando la confusión, las tropas francesas les cortan el paso hacia el Puente: algunos soldados ingleses se lanzan al agua; otros son hechos prisioneros; el resto logran cruzar el Puente.

La resistencia inglesa es firme, tanto junto al Puente como junto al Molino y a la Iglesia de las Angustias; Colbert (el General francés) decide retroceder para rehacerse y preparar otra carga.

Ese momento es aprovechado por los ingleses para ascender hasta el Puente, apoyados en la artillería inglesa apostada en el Castro Ventosa y en Pieros.

Colbert inicia la carga formando en columnas de a cuatro. Los franceses logran tomar el Puente bajo un fuego a quemarropa. El General Colbert muere de un disparo en la frente.

Ante la intensidad del fuego inglés, los franceses abandonan momentáneamente la lucha para reagruparse e iniciar otra carga. Pero esta segunda carga trae resultados aún más desastrosos.

El segundo combate.

Son las cinco de la tarde y las tropas francesas comienzan a vadear el río Cúa, aguas abajo del Puente. Los ingleses tenían tropas apostadas en la zona de lo que hoy es la playa fluvial: en la playa se inicia un combate a pecho descubierto; la presión francesa hace retroceder a los ingleses.

El General francés Merle, al ver que las tropas inglesas que defendían el Puente acudían a la playa a auxiliar a sus compañeros, decide tomarlo.

A su vez los ingleses, al darse cuenta de la maniobra de distracción francesa, apuntan con la artillería situada en el altozano llamado Castro Ventosa (antiguo asentamiento romano de carácter defensivo) y en la población de Pieros en dirección al Puente.

Siendo imposible la toma del Puente por los franceses, éstos se dispersan; y los que seguían combatiendo en la playa se retiran a través del río siendo perseguidos por los ingleses.

La artimaña

La noche se había echado encima; los ingleses encienden visibles fuegos en el Castro, para simular la instalación de un Campamento, cuando en realidad lo que estaban haciendo era iniciar una cautelosa pero inteligente evacuación.

Epílogo

Ambas fuerzas quedaron castigadas con las mismas bajas (unos doscientos soldados muertos por cada bando contendiente) y sin aniquilarse, aunque los ingleses lograron la ventaja de proteger su retirada con la lucha.