MEMORIAS DE UN TIPI es una exposición única,  en las que participan dos artistas americanas con una sensibilidad  muy especial.

Bonnie Britton de Arizona y  Anne Lamborn, de California .  Dos artistas, ligadas a un auténtico paraíso del nativo americano, que  viven en armonía con la naturaleza. Un territorio que probablemente la leyenda ha precedido a la realidad.

Una exposición donde la aventura artística  nos hace ilusionarnos con praderas auténticas o con paredes rocosas, con luz o con paisajes desérticos, con territorios con vida y con personas auténticas.

Dos artistas, Anne y Bonnie que crean a partir de la tradición indígena para adaptarla a la contemporaneidad.

Bonnie Britton ligada al paisaje del desierto de Sonora, a un territorio plagado de minas de cobre que provocan un impacto importante en su realidad artística: el brillo metálico está presente en su obra a partir iguales que la arqueología, la cartografía,… expresada en tapices únicos impactados por la arena del desierto o los óxidos de los monumentos rocosos.

“Un territorio, sea cual fuere, es un espacio delimitado por significados”

Anne Lamborn ligada a la tradición indígena y a la sabiduría de la tradición, de las costumbres, de los mestizajes  y las cosmogonías. Viajera incansable de mil rincones del mundo, inspirada por artistas textiles, tejedoras y bordadoras que se ha encargado  no sólo de inmortalizar las técnicas y simbolismos de nuestros antepasados en las indumentarias tradicionales, también de crear verdaderas obras de arte contemporáneas.

Al visitar diferentes regiones del país, es casi normal dejarse maravillar por las impactantes culturas, gran enamorada de España, de su cultura milenaria,  de su color y alegría. Así es la obra de Anne, firme a la tradición indígena con fuertes tradiciones textiles, realizando prácticas como el cultivo de las plantas para producir hilos y textiles así como el trabajo  más delicado.

MEMORAS DE UN TIPI,   busca la conexión entre Europa y América, de sus raíces y de sus conexiones, de la fusión de los territorios o  de su arquitectura más indígena – el tipi- .

Un montaje espectacular,  para mostrar dos maneras de (re) interpretar el territorio en USA a través del arte textil. Por un lado, la presencia de los óxidos de cobre, los elementos metálicos, las arenas y el color potente de los yacimientos de  turquesas tan ligadas a Arizona.  Por otro lado, la exuberancia de colores de California, la importancia de la paleta cromática variadísima, el valor de lo sutil  a través de las plumas, de lo mágico y de lo sorprendente.

Comisaria exposición  MEMORIAS DE UN TIPI. Silvia Blanco Iglesias

Equipo Montaje: Susana Carballo, Ana Vila, Raquel Montero y Elena Riveiro.

Diseño Grafico Uhlaka.com